I
En la mansión do Cristo esta
Allí no Habrá tribulación
Ningun pesar, ningun dolor;
Que me quebrante el Corazón.

Coro
Alli no Habrá tribulación,
Ningún pesar, ningún dolor;
Y cuando esté morando allá
Diré que no hay tribulación.
II
Será muy triste quedarme aquí
Muy lejos, si, del Salvador
Pues moran ya con El allí
Los redimidos por su  amor.
III
Perfecto amor encontraré
En la mansión del Salvador,
Perfecta paz alli tendré
Mejor que la que gozo hoy.
IV
Entonces, si,  yo gozaré
De toda la felicidad
Y ya con Cristo reinaré
Por toda la eternidad.

E. Rodriguez