I

Hay un jardín
memorable y hermoso
donde flores exhalan su olor;
donde el Maestro
pasaba las horas,
respirando su dulce oración.

coro
Al hermoso jardín de oración
de oración,
al hermoso jardín de oración;
en espera al Señor,
abre puertas de amor,
al hermoso jardín de oración.

II
Aún las aves gorjeaban sus trinos
al compás de tan dulce oración,
cuando El Maestro imploraba
a los cielos
para el mundo la gran salvación.

III
La fragancia del óleo divino
se esparcía por todo el jardín,
cuando Cristo del cielo fué ungido
porque pronto ya El iba a morir.

 

video: