I
Tras la tormenta surge el arco,
y trás la noche brota luz,
tras el dolor y la tristeza
esplende el rostro de Jesús.

coro
Elevo un himno de alabanza,
de adoración a Dios mi Rey;
por fé en El mi ser descansa,
y cara a cara le veré.

II
Vendrá la eterna primavera,
tras el invierno abrumador,
y tras las sombras de la tierra,
despertará perenne albor.

III
Tras los conflictos de la vida,
corona espera al vencedor,
y tras el valle de la muerte,
el siervo fiel verá al Señor.

IV
Tras todo está Dios nuestro Padre,
su amor jamás nos faltará,
tras este mundo miro al cielo,
do mi alma con El vivirá.

 

Video: