I
Orad, fieles hermanos,
prosigamos la lucha;
salgamos a los campos
a sembrar la verdad:
a buscar nuevas almas
que se humillen a Cristo,
y a sacarlas del fango,
del mundo de maldad.

coro
Alzad, alzad vuestras banderas,
vosotros sois testigos de su
grande poder, un año más de
afanes sin duda nos espera;
la cruz de Jesucristo llevemos
por doquier.

II
Sabeis cuanto se sufre,
sabeis cuanto se llora
pero el deber impera:
salid a trabajar;
las almas nos esperan,
fallecen en pecado,
esperan el alivio
de su eterno llorar.

III
Sembremos la semilla, sembremos
dondequiera, quizá encuentre tierra
donde pueda nacer; sabemos que no
es nada el que siembra o el que
riega, sino el Dios divino el que
la hace crecer.

IV
El premio nos espera, luchemos con
empeño, el día ya se acerca, la
higuera brota ya; el clamor de los
pueblos se escucha por doquiera,
y las gentes con ansia
buscan un más allá.

V
Con grande regocijo unidos
estuvimos, unidos nos gozamos
todos en comunión;
y así sus bendiciones
todos las recibimos,
más el deber nos lleva
a cumplir nuestra misión.

Himnario de Suprema alabanza no. 208

Himnario de Consolación no. 292

Himnario Cristo viene alabnza y victoria no. 254

 

Video: