1
Al paso de mis males
a Cristo me acerqué,
y en El arrepentido,
perdón y paz hallé;
mis ruegos escuchando, ayúdame,
Señor, pues El alzó mi carga
y libre me dejó.

coro
Jesús alzó mi carga,
pues ya no pude más,
entonces puso en mi alma,
su tierna y dulce paz;
mis inquietudes todas
las ví desvanecer,
huyendo para siempre
por Cristo y su poder.

2
Mi suerte en el futuro, ligada está
con El, y en mis caminos todos,
anhelo serle fiel,
y así mi vida amarga
dulzura halla en Jesús,
pues El quitó mi carga,
llevándome a su luz.

3
A veces mi sendero, tortuoso y duro
es, y marcho sin ayuda,
en densa lobreguez,
más alzo mi plegaria,
buscando compasión,
en Cristo hallo consuelo,
amor y redención.

Himnario de Suprema alabanza no. 230

Himnario de Consolación no. 285

Himnario Cristo viene alabanza y victoria no. 282

Video: