1

En pecado yo vivía,
en tinieblas y en error,
más la mano de Jesucristo
me tocó, y salvo yo soy.

coro
Me ha tocado, sí, me ha tocado,
y ahora sé que el Salvador,
sana, salva, viene por mí;
me ha tocado, Cristo El Señor.

2
Desde que encontré al Maestro,
desde que lavó mi ser,
nunca dejaré de alabarle,
hasta que regrese otra vez.

3
Muy agradecido vivo,
mucho ha hecho El por mí,
pues cambió mi vida al tocarme,
y nueva esperanza sentí.

Autor desconocido. (se recomienda tocarlo en tono de Re)

Himnario de Suprema alabanza no. 302

Himnario Cristo viene alabanza y victoria no.377

Video: Estanislao Marino