(486) UNA ALABANZA MAS

1
Yo no puedo expresar
lo que siento,
al hallarme en la casa de Dios,
y decir con todo entendimiento,
cómo Cristo a mí me salvó;
pero sé que si yo con palabras,
no expresare de mi gratitud,
sé muy bien que él
conoce mi alma y mi ser,
y también mi corazón.

CORO:
Una alabanza más a mi Señor,
por sus bondades,
y su gran amor,
un canto más a mi Redentor,
digno es de todo,
mi Salvador.

2
Yo vagué mucho
tiempo en el mundo,
sin ninguna esperanza y sin Dios,
cometí mil errores y anduve
ignorando, ofendí al Señor;
más ahora que ya su palabra
me ha limpiado de toda maldad,
y dirige mis pasos
por senda de paz,
oh que gran felicidad.

3
Y por eso humilde le canto,
demostrando que él vive en mí,
y me guía su Espíritu Santo,
por doquiera yo le he de seguir;
grandes cosas
él ha hecho conmigo,
aún indigno y vil como soy,
ha extendido su mano
piadosa de amor,
y del fango me sacó.
(487) UNA FUENTE EN EL DESIERTO

1
Una fuente en el desierto
fue Jesús mi Salvador,
cuando sediento yo andaba
en los placeres del mal.
\\Sin encontrar a un amigo
que me pudiera ayudar//

CORO:
Bendito Samaritano,
tú me llevaste al mesón,
donde atendieron las quejas
de mi pobre corazón;
donde vendaron mi alma
de las heridas del mal,
donde bebí el agua fresca
de la fuente eterna!.

2
Pecador atormentado,
mira hoy hacia la cruz,
donde te espera el Cordero
para darte tu salud.
No desistas su llamado,
dale hoy tu corazón;
él cambiará tu desierto,
en eterna salvación
(488) UNIDOS EN UNO

1
Todos juntos en un coro
cantaremos a Jesús,
el fanal, a la perla más hermosa
que hoy tenemos,
y el faro de la Iglesia Universal.

CORO:
Sólo por Jesucristo,
y su divina ley,
puedo yo estar provisto
como lo está su grey.

2
Fuimos pueblo alejado de Jesús.
Sin sostén y sin paz.
Y por esto Cristo ha muerto
ya en la cruz,
por librarnos del poder de Satanás.

3
Hoy con gozo y gratitud
se ha de servir al Señor
por doquier; él a mi alma
y a la vuestra hace vivir;
ha llegado hasta nosotros ya su
amor.

Marcial de la Cruz
(489) UN BELLO HOGAR

1
¡Cuan bello es ese hogar!
cuan bello en él estar,
cuan bello es contemplar
que allí he de morar.
Una corona, sí,
mi frente adornará,
y esta señal
será de redención.

CORO:
¡Cuan bello es aquel hogar!
es la mansión de gozo y paz,
es la que Cristo fue a preparar,
esta mansión es real y veraz.

2
Cuan bello es saber,
que a Cristo yo he de ver!
y con su gran poder
transformará mi ser.
Libre de aquí me iré,
dejando el mundo atrás.
Con Cristo reinaré,
es mi oración.

3
¡Cuan bello es esperar,
en Cristo así confiar,
y en sus promesas fiar!
que tengo de heredar.
Ropas muy blancas, sí.
Que allí han de brillar.
Esta promesa fiel,
la espero yo.
(490) UN DÍA A LA VEZ

1
Necesitado me encuentro Señor,
ayúdame a ver, yo quiero saber
lo que debo hacer,
muestra el camino que debo seguir,
Señor por mi bien yo quiero vivir,
un día a la vez.

CORO:
Un día a la vez, mi Cristo,
es lo que pido de ti,
dame la fuerza para vivir
un día a la vez,
ayer ya pasó, mi Cristo,
mañana quizá no vendrá,
ayúdame hoy, yo quiero vivir
un día a la vez.

2
Tú ya viviste entre los hombres,
tú sabes Señor que hoy está peor,
es mucho el dolor,
hay mucho egoísmo
y mucha maldad,
Señor, por mi bien
yo quiero vivir un día a la vez.

Paulino Bernal
(491) UN DÍA CRISTO

1
En las olas del mar
turbulento me hallé,
esperanza ninguna podía tener,
y un día Cristo al mirarme perecer,
me dio su mano de poder
y me salvó.

CORO:
Es por eso que canto a mi Dios
con todo el corazón,
por el grande perdón
que en su Hijo me dio,
que viniendo del cielo,
muriera en la cruz, mi Jesús,
\\para darnos así más
de su amor//

2
Oh amigo, que buscas
ansioso la paz,
ven a Cristo Jesús,
y en él la hallarás,
no hay otro nombre
a quien puedas tú mirar,
sólo en Jesús
el Hijo de Dios la encontrarás.
(492) UN DÍA CRISTO VOLVERÁ

1
Un día Cristo volverá.
Promesa fiel, ¿faltar?, ¡jamás!
como se fue así vendrá,
y su pueblo ha de ver al Rey Jesús.

CORO:
Muy pronto, sí, Jesús vendrá,
y alegre le verá su pueblo;
¡velad! ¡orad! el Rey vendrá,
los suyos arrebatará.

2
Los mensajeros del Señor
afirman que vendrá Jesús;
y el buen, fiel Consolador
las promesas ya sacó a plena luz.

3
¡Oh, gloria sin comparación
será mirar a nuestro Rey!
reciben todos bendición,
esperando ese día con tu grey.

4
¡Oh bienvenido Rey Jesús!
tu Iglesia te espera aquí;
muy pronto ha de ver tu faz,
y gozar de tus laureles siempre allí.
(493) UN GRANO DE ARENA

1
Un grano de arena
en ancho desierto,
así es el hombre
a la presencia del creador;
un grano de arena
se ha formado un templo,
donde habita
el Santo Espíritu de Dios.

CORO:
Un grano de arena
yo fui en el desierto,
un grano de arena antes era yo,
pues ya soy llamado
un hermoso templo,
donde habita el Santo
Espíritu de Dios.

2
Hoy que somos templo
del Espíritu Santo,
columnas fieles
y apoyo de la verdad;
siempre en nuestros labios
se oye un dulce canto,
con el cual podemos
a Cristo alabar
(494) UN TESTIMONIO

1
Andando yo perdido
en tinieblas de error
me encontró Jesucristo,
y oí de él su voz,
que amante me decía:
deja esa senda impura,
acércate a mi lado,
yo soy Jesús tu Dios.

CORO:
Oh mi Jesús, mi Rey,
no permitas que olvide
los hermosos preceptos
de tu divina ley,
pues ellos cada día
son el faro de mi alma,
en ellos tú me envías
la paz espiritual.

2
Cómo olvidar el día
radiante, esplendoroso,
en que con grande gozo
tu hermosa voz oí.
Que amante me decía:
Ven hijo, ven a mí,
yo te doy salvación,
mi vida di por ti.

3
Señor, yo te suplico
me guardes en tu senda
hasta el postrero día,
amante Salvador;
que pueda yo servirte
en este mundo incierto;
Señor mío, Jesucristo,
dame tu bendición.

Hnos. López
(495) USA MI VIDA

1
Muchos que viven en tu derredor,
tristes, hambrientos están;
tú por tu vida les puedes
llevar gozo, luz y bendición.

CORO:
Usa mi vida, usa mi vida
para tu gloria, ¡oh Jesús!
Todos los días y hoy quiero ser
testigo tuyo, Señor, por doquier.

2
Diré a los tristes que Dios es amor,
y quiere dar su perdón
a los que vengan a Cristo Jesús,
buscando paz, salvación.

3
Toda mi vida te rindo, ¡oh Señor!
quiero servirte en verdad;
haz que otros vean en mí tu amor,
y acepten tu gran bondad.

4
Si tú me guías por siempre,
¡oh Señor!
iluminando mi ser,
podré servirte fiel en tu labor,
por tu gracia y poder
(496) USA MI VIDA SEÑOR

1
\\Usa mi vida Señor, usa mi vida,
yo quiero servirte con todas las
fuerzas, con todas las fuerzas
de mi corazón//

CORO:
Aunque indigno soy,
aunque nada tengo
que pueda ofrecerte divino
Señor, yo quiero servirte
\\ con todas las fuerzas//
de mi corazón.

2
\\Usa mi vida Señor, usa mi vida yo
quiero amarte con todo el cariño,
con todo el cariño
de mi corazón//

Rafael Espinoza