(522) Y QUE LLUEVA

1
Ya llegaron las lluvias hermanos,
y descienden con grande poder,
ya la tierra ya rinde su fruto,
cosechemos las almas también.

CORO:
Y que llueva
el poder del Señor,
que descienda la lluvia
en mi corazón,
y que llueva del poder del Señor,
y que siga lloviendo
en mi corazón.

2
¡Oh! hermano yo estoy esperando
la venida de Cristo el Señor;
mientras viene yo quiero servirle
y adorarle con el corazón.

3
Estas lluvias son las bendiciones
que de arriba nos manda el Señor;
Cristo quiere salvar tu alma,
también darte hoy la salvación
(523) YA NO REGRESARE

1
No espero regresar a mi pasado,
es pura vanidad, ya lo he olvidado;
cuando Jesús me habló
no entendía,
la luz del nuevo día no alumbraba.

CORO:
Qué gozo yo sentí,
cuando su voz yo recibí;
todas las cosas se tornaron
bendición,
ya no regresaré;
con él yo estaré,
pues todo ha terminado
para mí.

2
Jamás olvidaré lo que me has dado,
las cosas del pasado
han terminado;
servirle a mi Señor es mi delicia,
servirle porque él
me ha alumbrado.

Danny Covarrubias

524) YA NO TE DETENGAS

1
Ven a Cristo Jesús,
es tu buen Salvador,
hoy él quiere librarte
de la perdición;
hoy es tiempo que puedas
tener el perdón,
a tu alma dará salvación

CORO:
Ya no te detengas,
ven al Salvador,
para que recibas de él
la bendición;
sólo en él encuentras
hoy la vida eterna,
y hallarás la salvación.

2
Hoy es tiempo que puedas venir,
pecador, la venida se acerca
de Cristo el Señor;
si le aceptas a él
con todo el corazón,
a tu alma dará salvación.

3
¡Oh!, qué triste será
para todo aquel,
que su nombre no esté
en el libro de él;
a la voz de Jesús,
no podrás responder,
hoy te llama a obedecer.

R. Ruelas
(525) YA PRONTO SE LLEGA EL DÍA

1
Ya pronto se llega el día,
cuando mi Cristo vendrá,
a levantar a su pueblo,
que le ha servido en verdad;
que se ha guardado sin mancha
de este mundo engañador,
y en santidad ha vivido
siendo fiel a su Señor

CORO:
El Rey de gloria ya viene,
listos debemos estar;
arrepentidos y limpios,
que no nos vaya a dejar.
Hay que empezar desde ahora
a buscar más al Señor;
contritos y humillados,
con reverencia y temor.

2
Escrito está en su palabra,
que debemos de velar,
que estemos bien preparados,
orando a él sin cesar;
pues nadie sabe la hora
cuando Cristo ha de venir;
hay que despertar del sueño,
ya no hay tiempo de dormir.

3
El mundo no se da cuenta
de lo que va a suceder,
en su palabra nos dice
que Cristo ha de volver.
Todos queremos ser salvos,
nadie se quiere quedar,
si no estamos preparados,
él nos tendrá que dejar.

Arturo López
(526) YA TENGO GRANDE GOZO

1
Ya tengo grande gozo,
ya puedo yo cantar,
ya vivo con mi Padre,
do tengo dulce hogar;
porque ya he conocido
el gran pacto de su paz,
y veo su sonriente faz.

2
Mi vida en el pecado
la quise mejorar,
mas paz para mi alma
no pude yo encontrar;
en Cristo yo he hallado
un precioso Salvador,
profundo y sublime es su amor.

3
Si aquí me condenare
mi propio corazón,
la Santa Biblia dice:
Mayor es nuestro Dios;
por su infinita gracia borró
ya mi maldad,
alabo su grande bondad.

4
Conmigo Cristo mora
en hermosa comunión,
su gracia me rodea,
me da su protección;
afanes no los tengo,
porque él me cuidará,
mi vida segura ya está
(527) YA TODO DEJE

1
Tan triste, y tan lejos
de Dios me sentí,
y sin el perdón de Jesús;
mas cuando su voz amorosa oí,
que dijo, ¡”Oh, ven a la luz”.

CORO:
Ya todo dejé para andar en la luz,
no moro en tinieblas ya más;
ya todo dejé por seguir a Jesús,
y vivo en la luz de su faz.

2
¡Qué amigo tan dulce
es el tierno Jesús!
tan lleno de paz y de amor;
de todo este mundo es la fúlgida
luz, el nombre del buen Salvador.

3
De mi alma el anhelo
por siempre será
más cerca vivir de la cruz,
do santo poder y pureza me da,
la sangre de Cristo Jesús.

4
¡Oh! ven a Jesús, infeliz pecador,
no vagues a ciegas ya más;
sí ven a Jesús,
nuestro gran Salvador,
pues en él salvación hallarás
(528) YA VENGO DE PECAR

1
Ya vengo de pecar,
de ese mundo malo,
allí aprendí a fingir
allí aprendí a mentir,
en ese mundo malo;
ya vengo de allá,
de practicar pecado,
allí aprendí a fumar,
allí aprendí a tomar,
en ese mundo malo.

CORO:
Pero un día vi a Jesús
en una cruz clavado,
también su rostro le miré,
que estaba ensangrentado,
y yo sentí dolor
por haberle ofendido,
y a sus pies me arrodillé,
y con lágrimas mojé
los pies de Jesucristo.

2
Ya vengo de pecar
de ese mundo raro,
allí aprendí a fingir,
allí aprendí a mentir,
en ese mundo malo…
ya vengo de allá,
de practicar pecado,
allí aprendí a matar,
allí aprendí a robar
en ese mundo malo

CORO:
Pero un día vi a Jesús
de espinas coronado,
también su cuerpo le miré
la herida en su costado,
y yo me arrepentí
por haberle ofendido.
Y a sus pies me arrodillé,
y con mis lágrimas lavé
los pies de Jesucristo.
(529) YA VIENE CRISTO

1
Ya viene Cristo señales hay,
almas salvadas viene a llevar;
los que durmieron se quedarán,
los que velaron se irán con él.

CORO:
Me voy con él, me voy con él, yo
no me quedo, me voy con él;
me voy con él, me voy con él,
yo no me quedo, me voy con él.

2
Te invito amigo si quieres ir,
aquella gloria ir a gozar;
deja tus culpas, ven a Jesús,
él está presto a perdonar.

3
El tiempo es corto, viene la siega,
cuando el maestro cosechará,
todo aquel fruto que halle limpio,
a su granero lo llevará.

4
Todos los santos se alegrarán,
al ver a Cristo su redentor;
un galardón recibirán,
la vida eterna en su mansión.

5
Los que no creen, se angustiarán,
en la venida del Salvador;
por su maldad perecerán,
al ser juzgados por el Señor
(530) YO CONOCÍ A JESÚS

1
Yo conocí a Jesús
como mi Salvador,
también le conocí
como mi sanador;
su luz él me mostró también,
y su radiante amor.

CORO:
Sintiendo ese amor
que penetró a mi ser,
dejé la pretensión,
el mundo y el placer.
Oh, gloria sea a mi Señor,
que me ayudó a vencer.

2
Confiando en el poder
de mi buen Salvador,
espero yo vencer al fiero tentador;
espero yo felicidad,
y gran consolación.

3
Apocalipsis 2 nos dice que Satán,
dolor nos causará
y gran tribulación,
mas en Jesús habrá solaz
y gran consolación
(531) YO SE QUE EL VIVE

1
Si los vientos te obedecen,
si la mar por ti se calla
¿por qué hay hombres
que dicen que tú no vives?
si la tierra tú la riegas
con la lluvia de los cielos
¿por qué hay hombres que dudan
tanto de ti?
es mi anhelo que las flores
le dijeran a los hombres,
por cual mano todas ellas
fueron creadas,
ellos luego entenderían,
que sin ti no existiría
lo más bello que en el mundo
puedo ver.

CORO:
\\Yo se que él vive,
pues lo veo en la risa
de un niño, cuando voy pasando
al oir el bramido del mar
que me dice cantando:
que hay un Dios verdadero,
que hizo toda la creación//.

Autor: Estanislao Marino

(532) YO SEÑOR, EL BARRO

1
Yo, Señor, el barro, tú el hacedor;
has de mí un vaso para tu loor.

CORO:
Siendo tú mi Padre,
con gran potestad
puedes perdonarme
toda mi maldad.

2
Mas si yo confío
siempre en tu bondad,
puedes hoy sanarme
de mi enfermedad.

3
Siendo tú mi Padre lleno de amor,
puedes concederme toda bendición.

4
Siendo tú mi Padre lleno de amor,
también nos has dado el Consolador.

5
Ahora yo te ruego, traigas al redil, a
todas las almas que vivan sin ovil.

(533) YO SOLO ESPERO ESE DÍA

1
Yo sólo espero ese día
cuando Cristo volverá;
yo sólo espero ese día
cuando Cristo volverá,
afán y todo trabajo para mí
terminarán;
cuando Cristo venga,
a su reino me llevará.

2
Ya no me importa que el mundo
me desprecie por doquier,
ya no soy más de este mundo,
soy del reino celestial;
yo sólo espero ese día,
cuando me levantaré
de la tumba fría
con un cuerpo ya inmortal.

3
Entonces allí triunfante
y victorioso estaré,
a mi Señor Jesucristo
cara a cara le veré;
allí no habrá más tristezas,
ni trabajos para mí,
con los redimidos al Cordero alabaré
(534) YO SOY BAUTIZADO

1
Yo soy bautizado
en el nombre de Jesús,
en el nombre de Jesús,
en el nombre de Jesús
Yo soy santificado,
mis pecados él borró
por la sangre que en la cruz vertió.

CORO:
Jesucristo es el nombre de mi Dios.
Mi confianza está en su poder
para proseguir en su camino fiel,
hasta llegarle a ver.

2
Jesucristo es el nombre
de mi amado Salvador;
él me dio su protección
en tan grande aflicción.
Andando yo perdido
en tinieblas de error,
él me dio su amparo y el perdón.

3
Jesucristo el Alfa,
Omega, principio y fin.
El primero y el postrero,
y el que ha de venir;
y conforme a las obras,
él nos tiene que juzgar
en aquel día del juicio final.

4
A sus fieles redimidos que hagan
su voluntad, les dará su galardón,
la corona les pondrá;
y por la grandeza de su gracia
les dará el reino que preparado está.

5
A todos los que él hallare
haciendo iniquidad,
con la voz de su furor la sentencia
les dará: “Apartaos de mi lado
obradores de maldad,
al fuego que preparado está”.
(535) YO TE SEGUIRÉ

1
Aunque la tierra tiemble,
aunque la mar se agite,
yo te seguiré.
Aunque pasen los meses,
y aunque pasen los años,
yo te seguiré.
Si aun la vida me pidieras,
por ti mi Cristo la diera.
Llévame.
Determinado estoy
a seguir hacia el frente,
y aunque venga la muerte,
yo te esperaré.

2
Aunque caigan las estrellas,
y aunque depresiones vengan,
yo no he de temer.
Aunque el sol no resplandezca,
y-aunque prosigan las guerras,
yole seré fiel.
Al cielo volar quisiera
si con alas yo pudiera.
Llévame.
Determinado estoy
a seguir hacia el frente,
y aunque venga la muerte,
yo te esperaré

(536) YO TENGO UN REY

1
\\Yo tengo un Rey, mi Salvador,
pues en él yo tengo vida,
promesa fiel//
no espero yo ofender
jamás a mi Rey.

CORO:
\\No espero yo ofender
jamás a mi Rey, no espero
yo ofender jamás a mi Rey,
no espero yo ofender
jamás a mi Rey//

2
\\EI volverá, escrito está,
con sus ángeles en gloria
nos llevará//
No espero yo ofender
jamás a mi Rey

3
\\Si tú quieres ver a Jesús mi Rey
sólo entrégate en sus brazos,
él te quiere socorrer//
No espero yo ofender jamás a mi Rey.

4
\\Si enfermo estoy, a él yo voy
Pues mi Rey es compasivo,
él me quita mi dolor//
No espero yo ofender
jamás a mi Rey.

5
\\Mirando al sol al decaer,
nunca esperes te sorprenda,
sino en bien hacer//
No espero yo ofender
jamás a mi Rey.

(537) YO VENGO PRONTO

1
Yo recuerdo que en un sueño,
por una ciudad yo caminaba,
a través del cielo azul
oí una voz que me llamaba,
y yo pude comprobar
que era la voz de Dios,
que me hablaba,
y me dijo ven, el fin,
el fin, ya está cercano.

CORO:
He aquí yo vengo pronto,
retén lo que tienes,
para que ninguno
tome tu corona.

2
Escrito ya fue tu nombre
en el libro de la vida,
confesaré tu nombre
delante de mi Padre
y de sus ángeles,
se fiel hasta la muerte,
te daré la corona de la vida;
ora y vela más, el fin, el fin,
ya está cercano.